domingo, 25 de enero de 2015

Lo que dio de sí el 2014

Como siempre, tarde para todo, no quiero terminar enero sin hacer un balance de los proyectos y labores que pasaron por mis manos en el pasado año. Sí, sí...ya sé que estas cosas es más típico hacerlas a finales de año o en los primerísimos días del año nuevo, pero como más vale tarde que nunca, allá vamos.

Enero
Una de las pocas veces que cogí los hilos de bordado fue para terminar este precioso diseño de Jardín Privé y que aún está a la espera de un acabado.

Marzo
Aunque en Febrero estuve ociosa, en Marzo os enseñaba este camino de mesa, uno de mis últimos proyectos con los que más contenta estoy.

Abril
Un regalo de alfiletero + mantelito, con diseño de Barbara Ana y adaptando los colores a las telas elegidas.

Agosto

 Después de unos meses sin aparecer por el blog, en Agosto me puse las pilas y empecé a experimentar con los hexágonos, terminé de montar un precioso bordado marinero de Teresa e incluso me atreví con un tutorial de patch con los alfileteros con bloques de bobina.


Septiembre



Septiembre no se me dio demasiado bien, empecé dos proyectos con los que no seguí adelante y lo terminé con este sencillo pájaro que anima mi terraza.

Octubre



Seguí experimentando con el patchwork y retomé el bordado con estos acericos, y acabé el top de mi quilt de tulipanes.

Noviembre

Con estos cuatro posavasos de log cabin con las telas coordinadas con las del camino de mesa terminé las labores el año pasado. Un año por el que, por diversas complicaciones en mi vida diaria, estuve bastante apartada del blog, pero espero en este año retomar el buen ritmo de labores y entradas.
¡Besos y Felices Puntadas! 

viernes, 16 de enero de 2015

De regreso y con (más) regalos.

Cada año me cuesta más volver a la rutina después del parón de las fiestas navideñas, entre unas cosas y otras al final me planto en mitad de enero después de un mes sin dedicar, ya no un poco de tiempo libre a coser, si no ni siquiera a plantearme proyectos nuevos.
Entre viajes, comidas pantagruélicas, preparaciones de menús y obligaciones varias, este pasado año pude quedar con Tamara y, como siempre, me obsequió con un montón de cositas (a diferencia de mí, que he estado vaga hasta para preparar regalos).
¡Mirad qué cantidad de regalitos y qué bien presentado todo! El libro de las flores a ganchillo lo había tenido ya en las manos y es una pasada la cantidad de modelos que vienen, unos más fáciles, otros más complicados.. pero todos igual de bonitos.
En la caja pequeña venían empaquetados con todo mimo unos jabones artesanales (de lavanda, para prendas delicadas y hasta uno ¡de chocolate!)
El ratoncito cascabelero es un regalo de Pity (su gato) a Orión, y no sé si se apreciará que en esa foto ya estaba algo mordisqueado... en cuanto lo ve cerquita se dispone a atacarlo.
Aquí podéis ver los bordados con todo detalle, el diseño navideño con el cuervo es una monada, y el de los pájaros azules está relleno de lavanda y deja su aroma allá donde lo coloco. Lo he colocado junto a otros dos cojincitos que también me regaló Tamara, para que veáis que chulos quedan todos en conjunto.
Los jabones artesanales, etiquetados con todo detalle para que no me equivoque de pastilla, estos sí que me dan más pena usarlos pero los acabaré probando más pronto que tarde, seguro.
Y por último y, como va de regalos la entrada de hoy, os dejo con un par de libros que encontré debajo del árbol en el día de Reyes.
Los miro y los remiro y no me decido por ningún proyecto en concreto ¡me gustan todos! De momento mi madre ya me ha pedido una bailarina Tilda, así que me pondré a practicar, que la primera seguro que me queda un churro ^^

¡Besos y Felices Puntadas!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...