miércoles, 6 de julio de 2016

Regalos de Verano: Cojín-Mantita y Camino de Mesa

 Tengo que confesar algo: soy totalmente nula para las aplicaciones. Ya está, ya lo he dicho. Y no es que no lo haya intentado, y ni poniendo en práctica todos los trucos que he visto ni siguiendo todos los tutoriales que he podido encontrar. Pero no hay manera, o yo estoy haciendo algo (o todo) mal, o necesito clases presenciales o esa práctica no está hecha para mí. También puede tener algo que ver el hecho de que yo sea de carácter impaciente y quiera que me salga bien a la primera, y perfecto a la tercera, y claro, no siempre es posible.
Todo esto viene a cuento porque para terminar mi cojín-mantita pretendía aplicar una casa en la parte trasera, para que se viera cuando la manta estuviera desplegada...pero no he sido capaz. Lo he intentado 4 ó 5 veces, me  he dado por vencida y he aparcado el proyecto por mera fustración y cabreo. Pero ha llegado un momento en el que no lo he podido aplazar más porque es un regalo de cumpleaños para mi madre, y lo he terminado con una trasera cualquiera que tenía por casa (y que no pega nada con los colores de la estrella) y como bies la misma tela de florecitas con el fondo granate.
Para acolcharlo no me he andado con virguerías, que andaba ya muy justa de tiempo, líneas a dos cms siguiendo la forma de la estrella y ya está. Quizá es demasiado sencillo pero de esta forma no le quita protagonismo a la estrella...si la que no se consuela es porque no quiere :P
Detalle de la trasera que os comentaba antes y del bies. La manta la compré en tiendas Casa, me gustó mucho su tacto tan suave y el color fresa me venía que ni pintado para el proyecto, pero está rematada que da pena y los bordes no son regulares.... no me estuve a medirla pero me da que no es totalmente rectangular. Aún así, es bastante grandecita y el tacto es una pasada...da gusto arrebujarse en ella.
El cojín-mantita es una de las mitades de mi regalo, la otra mitad ya os había comentado que era mi camino-de-mesa-navideño-pero-no, con el cual sudé la gota gorda para colocarle el bies... condenadas esquinas interiores, no había por dónde cogerlas. Aquí también me guié primero por un tuto, luego por otro y ninguno me acababa de quedar bien, así que al final lo hice como me pareció y punto.
En esta imagen en la que se ve el camino de mesa por el revés podéis ver que no están todo lo rectas que quisiera y que alguna hay algo más chuchurría que otra, no lo dudéis, ésa es la primera que hice, luego fui mejorando xD
La mesa en la que irá colocado es oscura y rectangular así que creo que animará bastante la estancia y quedará muy bien haciendo contraste con la madera. 
Con este "verano" tan otoñal que tenemos por el norte no he podido sacar una foto decente con luz natural en el interior, pero creo que aún así os haréis una idea de cómo queda colocada en una mesa tan distinta como es la mía. 
Y los dos regalos juntitos, mi madre no es nada aficionada a las labores y no le hace mucha ilusión recibirlas como regalo, pero espero acertar con estos dos trabajos :)
¡Besos y Felices Puntadas!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...