sábado, 28 de mayo de 2016

Aprendiendo de errores.

Siguiendo con el regalo para mi madre, tenía pensado desde hace muucho tiempo hacerle un cojín- manta de los que Mavi es una auténtica experta. Para ello necesitaba primero un bloque y ¿qué mejor que quitarme una espinita cosiendo este espectacular bloque llamado Star Flower? No tiene demasiada dificultad, aunque siempre se puede complicar combinando diferentes tonos de telas dentro de las mismas gamas, por ejemplo. 
¿Y por qué os cuento eso de "quitarme la espinita? Pues porque este bloque lo intenté hace ya un par de años con desastroso resultado, como os comenté aquí y os dejo prueba testimonial por si habéis logrado olvidaros de esta horrendez.
Me diréis que no estaba tannn mal y es cierto, fue sólo mi incapacidad para combinar las telas la que forjó el desastre. Si no estáis convencidos aún, subid un poco con el ratón y ved la primera imagen, luego volved a ésta y me contáis :D
Normalmente no me entretengo en hacer esquemas de los bloques y lo monto todo de cabeza (así me va a veces, claro) pero esta vez y como no quería fastidiarla dos veces con el mismo proyecto, me hice un pequeño esquema para además, ahorrarme algunas costuras. En cuanto lo vi dibujado vi dónde podía simplificarlo un poco más, pero no me atreví porque no estaba segura de si me cuadraría al final, así que fui a lo seguro y lo dejé tal cual lo veis.
Así que ando de nuevo buscando ideas para acolcharlo, he pensado en hacerlo con líneas cruzadas diagonales sólo en las partes con la tela beis lisa, pero sigo buscando inspiraciones por pinterest por si veo alguna otra idea que me atraiga más.

Y hablando de acolchado, os muestro cómo va el camino de mesa sobre el que os pedía ayuda en la pasada entrada. En principio había pensado en acolcharlo también sobre las líneas diagonales, pero creo que va a quedar demasiado recargado haciéndolo a mano.
Así me parece que queda bastante bien ¿no os parece? ¿O creéis que debería acolchar también las diagonales?
Y en la imagen de abajo podéis ver la trasera.. no me quería complicar la vida y elegí unas telas combinadas con aire country en rojo y beis y a juego una tela lisa en el mismo tono clarito. Al final resultó mejor de lo que me esperaba y me parece una idea genial para regalar cuando tenemos poco tiempo. Si queremos complicarnos un poco más, siempre podemos embellecer los cuadrados centrales bordando un motivo a juego o intercalando alguna aplicación.
De momento es todo, tengo un par de proyecto más entre manos pero hasta que no acabe estos dos no avanzaré en ellos así que ya os iré dando más pistas poco a poco ^^

¡Besos y Felices Puntadas!





lunes, 16 de mayo de 2016

Help... I need somebody.

Ahora que os he pegado la canción para el resto de la semana, os prevengo de que esta entrada será corta y que vengo sólo con el ánimo de pedir :D
Durante las pasadas Navidades, cansada de verla siempre vacía y desangelada. me ofrecí a hacer un camino de mesa decorativo para la mesita de café de casa de mis padres. Elegí un modelo sencillo y con un charm pack de Moda y alguna otra tela esto fue lo que salió...
...y ahora viene cuando la matan, porque no tengo ni idea de cómo acolcharlo ¿por las líneas? ¿por todas las líneas o sólo por algunas? ¿con algún motivo? El camino de mesa en el que me inspire está acolchado con espirales, pero eso se aleja muy-mucho de mis dotes "acolchativas" Y como sé que muchas de vosotras estáis más que acostumbradas a estas lides y sois unas verdaderas maestras he pensado que podrías echarme un cable... y si me podéis recomendar algún libro básico de motivos para acolchado, mejor que mejor ^^

Por si os lo estáis preguntando, el charm pack es Wintergreen de 3 Sisters y tiene motivos navideños, la elección fue cosa de mi madre que quería algo "sufridito" Y así como anécdota os cuento que antes de empezar con éste hice uno de prueba al que llamaré "Estúpido intento de camino de mesa con telas horrífidas" y para muestra, una imagen.
Las telas por separado no estaban mal (Scrumptious de Bonnie & Camille para Moda), pero ése día debían de haberse ido todas mis musas de vacaciones y lo que surgió fue este engendro. Como comprenderéis no llegué a coser los bloques, los guardé y por ahí siguen escondidos.

¡Besos y Felices Puntadas!

domingo, 8 de mayo de 2016

Tutorial bolsita con cremallera [Zipper pouch tutorial]

¿Estáis preparados para un poco de costura? Esta bolsita es muy fácil de hacer, no se necesita ser una experta para poder hacerla en un par de tardes y por sus dimensiones y tamaño resulta muy útil para guardar variedad de accesorios. Puede servir desde un neceser de viaje, estuche para los lápices y bolígrafos, contenedor para nuestros útiles de costura, bolsa de maquillaje o de manicura, o incluso como bolsa accesoria para guardar las pequeñas cosas que siempre andan rodando por nuestros bolsos.
¡Vamos al lío! :D
Lo primero que quiero deciros es que, después de volverme loca mirando todos y cada uno de los tutoriales de bolsas cremallera que pude encontrar en Pinterest (que os aseguro que son muchos) y un poco ya desesperada y decidida a mezclar unos cuantos para conseguir lo que estaba buscando, finalmente encontré My Favourite Zipper Tutorial del blog Jedi Craft Girl y me gustó tanto que es el que seguí fielmente y el que ahora os traduzco y os muestro un paso a paso.
Y lo segundo que, como en cualquier otro tutorial, leáis cuidadosamente todo antes de poneros con él, para comprobar que no os queda ninuna duda.
Vamos a preparar nuestros útiles, necesitaremos:
-2 piezas con las medidas 23 cm x 17 cm de la tela exterior.
-2 piezas con las medidas 10 cm x 4 cm de la tela exterior.
-2 piezas con las medidas 23 cm x 17 cm de la tela interior.
-2 piezas con las medidas 23 cm x 17 cm de entretela rígida termoadhesiva*
-1 cremallera de 22 cm.
-Útiles de costura habituales, aguja, hilo, dedal, tijeras....

*Yo he utilizado esta entretela porque me gusta que quede con mucho cuerpo, se puede poner guata de algodón, más o menos gruesa, o incluso prescindir por completo de ella.
Una vez que tenemos todas las piezas de nuestra bolsita cortada, vamos a planchar la entretela en la tela exterior, lo hacemos a baja temperatura para que no queme la tela.
Después, vamos a recortar de las esquinas inferiores de todas las piezas un cuadrado de 3,5 cm, igual que en la imagen de debajo.
Vamos con la cremallera ahora: Cogemos las dos piezas de tela exterior de 10 cm x 4 cm y las planchamos a la mitad y a medio centimetro en los extremos, tal y como vemos en la imagen.
Colocamos las tiras, convertidas en cuadrados, en los extremos de la cremallera y cosemos a uno o dos milimetros del borde. No pasa nada si queda un poco más larga porque luego la vamos a cortar.
Cortamos el extremo de las tiras y presentamos la cremallera encima de nuestra tela exterior para comprobar cuánta cremallera nos sobra, recortamos ese trozo dejando medio centimetro o un poco menos para que no abulte demasiado al darle la vuelta. 
Fijaros en la posición de la cremallera en esta imagen, el tirador está hacia abajo, frente a frente a la tela exterior.
Centramos bien la cremallera sobre la tela exterior y, por encima de ésta y enfrentando los derechos, colocamos la tela interior procurando que queden perfectamente alineadas.
Prendemos unos alfileres y cosemos a la cremallera, normalmente viene señalada una marca a 1/4 de pulgada, podemos coser por ahí o a 0,5 cm, dependiendo de cuánta cremallera nos guste que se vea, yo lo cosí justo por la marca. Lo más fácil si lo cosemos a mano es marcar esa medida sobre el revés de la tela interior y coser a lo largo de ella.
Una vez cosido,  nos tiene que quedar de esta manera, con las telas de uno de los lados de la cremallera con los reveses enfrentados.
Planchadas las telas y con el sobrante de las tiras de la cremallera recortadas, nos quedará como en la imagen. Si queremos un acabado más profesional podemos hacer una costura a unos 2 ó 3mm por la línea de puntos que os marco. Yo no suelo hacerlo porque creo que sólo queda bien si lo cosemos a máquina y ya sabéis que no somos muy amigas.  
Ahora vamos a dar la vuelta a esta mitad de la bolsita que hemos acabado ya y la superponemos sobre el derecho de la otra parte de la tela exterior. Nos tienen que quedar ambas telas exteriores enfrentadas por el derecho. 
Colocamos la tela haciendo que coincida perfectamente con el borde de la cremallera, prendiéndola con un par de alfileres si nos hace falta. Y ahora colocamos encima de este sandwich nuestra otra tela interior, enfrentando los derechos. 
¡Ojo!
Tienen que quedar todas las telas bien alineadas unas con otras, la imagen inferior es sólo para que os guiéis en el órden de las telas. Cosemos igual a 1/4 de pulgada.
Planchamos cada lado de la bolsita hacia su lado, ya empieza a tener buena pinta :D
Ahora viene uno de los pasos más importantes: Abrir la cremallera, ábrela ya o si no luego no podrás dar la vuelta a la bolsita cuando esté terminada (no hace falta tampoco que la abras entera, con un trocito tienes bastante)
Vamos a colocar ahora las telas interiores por un lado y las exteriores por otro, haciendo que coincida perfectamente cada vértice de la costura junto a la cremallera. Prende con alfileres y vamos a marcar nuestra linea para coser sobre ella.
Tenemos que coser sobre las líneas de puntos, dejando las esquinas libres y también una abertura por dónde daremos la vuelta a nuestra bolsita. Suelo coser la parte exterior con un margen de costura de 0,5 cm y la interior a 1/4 pulgada, aún así la parte interior no queda demasiado bien para mi gusto, sobra demasiada tela. Creo que quedaría mejor dejando un margen de 1 cm o un poco más.
Una vez que tenemos cosidos todos los lados, vamos a por las esquinas; fíjaos en la imagen inferior para que veais cómo tenéis que colocar las costuras. Cosemos a 0.5 cm.
Cuando hayamos acabado con las 4 esquinas de nuestra bolsita toca darle la vuelta, depende del tamaño de la abertura que hayáis dejado os será más o menos fácil, pero siempre cuesta un poquitillo.
Vamos poco a poco, con paciencia y cuidado para no deshacer nuestras costuras.
Os podéis ayudar con un palillo chino para sacar todas las esquinas, como yo o con cualquier cosa puntiaguda, pero que no corte la tela (no lo hagáis con unas tijeras, por ejemplo)
Sólo nos queda coser con puntada escondida la abertura, planchar....¡y llenarlo de cosas chulas!

¿Qué os ha parecido?
¿Complicado? ¡Claro que no!

De todas formas si creéis que hay algún punto que no está bien explicado, tenéis algo que aportar al tutorial, o alguna duda que necesitéis resolver, podéis contactar conmigo en el correo o en los comentarios. 
Si os apetece intentar este tutorial me encantará ver vuestros fantásticos trabajos :)

¡Besos y Felices Puntadas!

lunes, 2 de mayo de 2016

Little Red-Cap Zipper Pouch.

Normalmente en mi proceso creativo (o "copiativo", depende del caso) primero le doy forma al proyecto y después de tener en mente un bosquejo, me pongo a imaginar colores... o telas, que para el caso es lo mismo. En esta ocasión fue justo al revés: en cuanto vi esta tela tan mona, tan estampada, tan naïf, con el rojo y el turquesa en contraste como colores predominantes... me inspiró inmediatamente el proyecto. 
Casi no lo tuve ni que pensar, me puse manos a la obra, elegí los estampados que formarían los hexágonos, planché con sumo cuidado esta tela turquesa tan preciosa que guardaba para algo especial...
...una cremallera en rojo oscuro, una tela del mismo color para el interior, una pequeña cinta de raso para facilitar el manejo de la cremallera...
...un fin de semana con mucho tiempo libre y los básicos de costura: hilo, aguja, alfileres...
...y fotos ¡muchas fotos! Y un mosqueo enorme por el sol que hizo que la mayoría de mis fotos hayan salido sobreexpuestas, pero no me he dado cuenta hasta la hora de editarlas.
No, ya sé que en la entrada de hoy no hay muchas fotos, es que aprovechando que repetía el proyecto de la bolsita con cremallera saqué algunas imágenes del proceso y estoy preparando un tutorial que os mostraré más pronto que tarde y que espero que os guste ^^

¡Besos y Felices Puntadas!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...