lunes, 21 de diciembre de 2015

Tutorial Mantelitos Calabaciles (Pumpkin Mug Rugs Tutorial) Parte I

Con un poco más de retraso de lo previsto aquí os traigo, por fin, el tutorial que os prometí de los Mantelitos Calabaciles o Pumpkin Mug Rugs o, mejor dicho, la primera parte del tutorial: tengo tantas imágenes para ilustrarlo que he decidido dividirlo en dos, en la primera parte os mostraré cómo hacer el top y en la segunda parte, cómo hacer el acolchado y colocar el bies.
Como ya sabéis mis tutoriales son muy sencillos, para novatas como yo; de ninguna manera pretendo ser (ni que me toméis por) una experta, sólo intento hacer guías "paso a paso" como las que me gusta encontrarme a mí bicheando por la red y de las que tanto aprendo. Así que si veis algún fallo o algún punto equivocado o poco claro no dudéis en hacérmelo saber para corregirlo al momento :)
Así que aquí vamos... Lo primero que debéis hacer es haceros con unas cuantas telas en tonos más o menos naranjas, según vuestro gusto: depende de las telas que elijáis obtendréis una calabaza más moderna o una más rústica. Os dejo como ejemplo el mantel original de la revista Quilter's World para que veáis la diferencia del acabado con mi proyecto (Maldad del día: con lo que me quejo yo de que los bordes de mis trabajos suelen quedar "bailongos" fijaos en los bordes del mantelito de marras :P )
Como hemos dicho, unas cuantas telas naranjas, cuántas más mejor para darle vistosidad a la calabaza, aunque no pasa nada si tenéis que repetir alguna; una tela en tono claro para el "fondo", una marrón para el tallo y otra verde para la hoja, y otra más para la trasera que puede estar combinada o no con las otras. Y los útiles de costumbre: aguja, tijera, hilo para coser y para acolchar, guata para el relleno, alfileres...

¡¡Empezamos!!

Lo primero es que veáis el esquema que vamos a seguir en nuestro log cabin calabacero, en el centro hay dos telas del mismo tamaño "A" pero de diferente estampado, y vamos montando nuestro bloque alrededor de éstas en el sentido de las agujas del reloj.
 Éstas son las medidas del bloque calabacero sin los márgenes de costura, podéis añadirle medio centímetro o un cuarto de pulgada, o lo que prefiráis. Con éstas medidas el bloque final tendrá unas dimensiones de 15 x 15 cm (con costuras) y el mantelito acabado medirá 19 x 15 cm.
Una parte importante antes de comenzar es visualizar cómo van a conjuntar nuestras telas en el acabado final, si se repite alguna muy cerca o no nos acaba de convencer el resultado siempre estamos a tiempo de rectificar antes de meter la aguja.
 Empezamos por las telas centrales A, las ponemos derecho contra derecho y las cosemos por uno de sus laterales.
A éstas les vamos a añadir las telas B en el sentido de las agujas del reloj como veis en la imágen, y poco a poco vamos aumentado de tamaño nuestro cuadrado. Es conveniente ir planchando las costuras a medida que vamos cosiendo nuestras piezas del log cabin.
Ya veis que no tiene más dificultad que ir añadiendo las telas en orden de modo que poco a poco vayamos formando nuestra calabaza, así que os dejo con las imágenes que creo se explican por sí mismas.



 Cuando hayamos utilizado todas nuestras telas naranjas habremos acabado el bloque del log cabin y podremos continuar con el segundo bloque, el que forma el tallo y la hoja de nuestra calabaza.
De nuevo las medidas que os doy son sin márgenes de costura y quedará un bloque con un tamaño de 5 x 15 cm (con costuras)
Tened en cuenta que los 4 cm marcados en las medidas es el alto de nuestro bloque y que el órden de las telas es el que os muestro en la imagen, es decir, a la izquierda va la tela clara, luego la marrón y por último la verde con los cuadrados pequeños más claros.

Para la hoja vamos a superponer los cuadrados claritos pequeños, derecho contra derecho, encima de nuestra tela verde, marcamos una diagonal que cruce el cuadrado y cosemos por ahí, lo mismo con el otro como se ve en la imagen en los pasos 1 y 2.
 Recortamos la tela sobrante (paso 3) y planchamos (paso 4) ¡hemos acabado nuestra hoja!
El último paso de nuestro bloque es muy sencillo, vamos a coser la tela clara que nos queda a la marrón por la parte de ambas que mide 4 cm (el "alto") y, cuando hayamos acabado, cosemos la tela marrón por el lado de 4 cm restante a nuestra hoja.
Una vez rematado y planchado, lo presentamos encima de nuestro log cabin... ya va pareciendo una calabaza. Sólo nos queda colocar los dos bloques derecho contra derecho y coserlos (aseguraos de que la tela G, la más larga, del log cabin esté en la parte inferior, así sabremos que no lo estamos montando cabeza abajo)

Ahora que ya tenemos montado nuestro top sólo nos queda acolcharlo y rematarlo con el bies, esto lo veremos en la segunda parte del tutorial que subiré en unos pocos días.

¡Besos y Felices Puntadas!

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Calabazas en la mesa

Sí sí, ya sé que la fiebre por las calabazas fue decayendo durante el mes de noviembre y ahora ya estamos metidos de lleno en la temática navideña, pero ¿qué queréis? me encantan las calabazas y el otoño... y como siempre, voy un poco atrasadilla. 
Siempre me pilla el toro con la Navidad, la veo tan lejana que pienso "Voy a ponerme con esto primero que me da tiempo de sobra" y luego se me amontona todo: exámenes, comidas, preparaciones varias y viajes, y lo dejo todo a medias... al menos tendré todo el año próximo para terminar los adornos que empiece.
Pero a lo que íbamos: calabazas. Me encanta esta hortaliza para decorar el otoño (también para comerla, pero este es un tema aparte) y cuando vi de pasada este mantelito enseguida supe que lo haría y me lo apunté mentalmente. Con lo cual luego me pasé casi dos semanas buscando por todos sitios dónde lo había visto, que si pinterest, los mil y un blogs que frecuento sobre patch, revistas...
Hasta que al final lo encontré en la revista Quilter's World de Noviembre del pasado año, a este número se le puede sacar mucho jugo y tengo ya echado el ojo a algún otro proyecto.
En Pinterest encontré varios manteles calabaciles mientras buscaba éste, todos muy monos y muy otoñales, pero ya sabéis que cuando nos encaprichamos de algo en concreto luego es difícil conformarnos con algo parecido.
Y eso que el mantelito en sí no tiene mucha enjundia: un bloque de log cabin combinando telas de diferentes tonos naranjas y otro más pequeño para el rabito y la hoja, estoy segura que cualquiera un poco menos novata que yo lo sacaría sobre el papel muy fácilmente.
Para hacerlo elegí algunas de las telas más otoñales de entre mi provisión y me hice con dos o tres más, creo que éstas últimas son todas de Moda aunque ando en dudas con una de ellas. Para el bies de remate y la trasera, una tela verde oscuro, a juego con la hoja, y con un estampado de relojes.
Seguí fielmente el acolchado que dictaba el original, cosiendo en cuadrados concéntricos alrededor de la pieza central del bloque, y haciendo las pequeños nervios de la hoja.
Estoy realmente encantada con el resultado final y ya que no lo he visto por las redes (seguramente por su sencillez) me he propuesto haceros un pequeño-paso a paso-para novatas-como yo del mantelito en cuestión para que lo disfrutéis vosotras o para que hagáis unos cuantos para regalar en estas fiestas ¡os aseguro que os da tiempo!

¿Os animáis?

¡Besos y Felices Puntadas!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...